24 febrero 2016

5 consejos básicos (y sencillos) para un cabello fuerte y sano


consejos, cabello sano


Los pequeños detalles marcan la diferencia y en el cabello no iba a ser menos.

Ya se pueden usar los mejores productos que, si no tenemos en cuenta unas recomendaciones básicas, no servirán de nada.

Y en este post, Regenesis, una de las marcas que he descubierto recientemente y de la que os hablaba en otro post, nos da 5 consejos a tener en cuenta si queremos conseguir un cabello más fuerte y sano.



1. Enjuagar el cabello con agua fríaEl agua caliente no es el mejor aliado para el cabello, consigue que se vea seco y sin brillo. En cambio, el agua fría sella las cutículas del pelo devolviéndole vitalidad y dejándolo más brillante y sedoso. 

Sé que es complicado, a mí me cuesta horrores, pero estoy empezando a practicarlo y poco a poco voy aguantando mejor el agua fría. Además, tampoco hace falta que esté helada.

2. Usar el acondicionador primero: Esta es una de las tendencias beauty del 2016 que consiste en invertir el orden en el lavado del cabello.


De esta forma, primero deberemos usar el acondicionador, dejar actuar y después usar el champú. 

Así conseguiremos una mayor hidratación, que se cierren las cutículas del cabello y un epelo más brillante y suave.

Aunque para mí tiene dos ventajas más. Una de ellas es que así te aseguras que el tratamiento actúa como debe ya que en mi caso a veces voy con prisas y me aplico el acondicionador en la ducha con el cabello demasiado mojado y lo dejo actuar menos tiempo del que se debe.

Por ello, al final el acondicionador resbala y no hace nada.

Y, en segundo lugar, tengo el pelo bastante lacio y el acondicionador aporta más peso a mi cabello. Sin embargo, al lavarlo después de usarlo ésto no pasa.

3. Elige los productos adecuados a tu tipo de pelo: Tan importante es conocer nuestro tipo de piel como el de nuestro cabello porque la elección de un producto que no sea adecúe a las necesidades de nuestro cabello puede empeorar su estado en vez de ayudar a mejorarlo.

4. No frotar el cuero cabelludo: Al lavarnos el pelo solemos frotar el cuero cabelludo creyendo que así eliminaremos mejor las impurezas y se ensuciará más tarde la raíz.




Pero ésta es una creencia totalmente errónea y contraproducente porque cuanto más se active el cuero cabelludo las glándulas sebáceas producirán más grasa y, por lo tanto, tendremos un efecto rebote.

Se recomienda lavar el cabello aplicando el champú en la parte superior y desde ahí aplicarlo al resto del pelo sin ejercer excesiva presión sobre la raíz.

5. Cuidar la alimentación: Algo fundamental tanto para el cuerpo, la piel y también el cabello.

Una mala alimentación se refleja también en el cabello y todo lo que ingerimos tienes efectos en su apariencia.

Por ello, si queremos mantenerlo sano y fuerte, deberemos consumir alimentos ricos en proteínas, vitamina B, omega 3, hierro y potasio.


¿Ya los ponéis en práctica?


7 comentarios en "5 consejos básicos (y sencillos) para un cabello fuerte y sano"
  1. Ya los pongo en práctics pero yo por naturaleza ya tengo el pelo grueso, fuerte y en cantidad.

    ResponderEliminar
  2. Lo de poner primero el acondicionador lo probaré, sin duda!

    ResponderEliminar
  3. Por el momento lo hago así. Yo añadiría no abusar de secadores y planchas y por su puesto de hacerlo usar protectores de calor ;)

    ResponderEliminar